Abr
19
2014

¿ESTE SOY YO?

¿ESTE SOY YO?

 

Pero qué a gustito se está en la cama. ¿Es de día?. No debe de serlo porque en el techo brillan todavía unas estrellas muy bonitas. ¡Oso! ¡Estás aquí! ¿Dónde te habías metido?. Vaya, anoche estabas justo aquí debajo de mis brazos y mira donde has aparecido. Vaya, no llego. ¿Por qué te has ido al otro lado? ¡Mmmmp! No, no llego. No puedo levantarme todavía.

port_color

Oigo pasos afuera, creo que es mamá, casi la puedo oler. Se abre la puerta, esa silueta me es conocida…Ha subido la persiana. ¡Sííí! Es mami. Vaya, ya se apagaron las estrellas del techo. Se me ha caído el chupete de la emoción, al sonreír, es que mamá me hace unas cosquillas en la tripita que…¡Qué fuerte es mama! Sin apenas esfuerzo me ha sacado de la cuna. Qué a gustito se está en sus brazos, qué bien huele…¡Hora del desayuno! ¡Vuelvo en un ratito!

 

Pues si, el pañal mejor cambiarlo que este ya está mojado. No sé que tiene el coche de mama, pero después de desayunar y ya vestida aquí en este sillón de Formula 1 se está muy bien. ¡Un momento! Este sitio me suena. ¡Cuántos besos y abrazos!. Mamá se va, ¡espera! ¿ dónde vas? Jo mamá…. ¡Anda, la “seño” Raquel! Aquí en la guardería Raquel nos deja jugar con los juguetes que más nos gusten, y este suelo es muy cómodo. Además, esa música tiene algo contagioso… Ya no lloro cuando mamá se va porque sé que se ha ido a trabajar, igual que papá,  y luego volverán a buscarme, no pasa nada; mientras, aquí lo paso genial, este sitio es tan grande…

¡Cómo pasa el tiempo! Hace solo un poquito estaba aquí jugando con mis cubos favoritos y ya viene Raquel a buscarnos: hora de comer.

¡Ñammm! ¿Qué rico sabe el puré!, aún no he probado muchos pero este sabe muy bueno.

Cierto, si, otra vez el pañal. No me mires así, aun no soy tan mayor…

 

Después de la siesta parece que huele a algo, no sé, algo que me suena mucho… ¡son papá y mamá! ¡Qué rápido pasa el tiempo!, ya han vuelto, seguramente para ir a casa a jugar con Oso, o con Pato, o quizás con ese cubo en el que sólo caben algunas piezas… Vaaale, me he dormido un poco, porque es que en el coche y con esa música no pude evitarlo…

 

Efectivamente, estuve un montón de rato jugado con Oso, papá y el cubo mágico. Aunque hubo una vez que Pato me hizo cosquillas… ¡imagínate! ¡Apareció de la nada!. Y Oso, no vas a creértelo, a veces habla. Cierto, se parece un poco a la voz de papá pero mejor no le digo nada a ver si deja de hablar, y eso no me gustaría, ¡Oso es muy divertido!.

Papá es increíble…que me ha llevado volando por toda la casa. ¡Ñiiiummmmmm!

 

Debe de ser martes, papá y mamá están llenado toallas y bañadores en una bolsa muy chula. Martes y jueves nos vamos los 3 a la piscina a jugar con unos nenes y con Juan. Creo que Juan es quien manda a los papás, porque él  no trae un nene, solo juega con nosotros y los papás.

Esta vez no me he dormido en el coche, no tengo hambre, no tengo sueño, el pañal está seco. Solo quiero jugar en el agua, me gusta mucho. En la cuna aún no me manejo muy bien, pero en el agua calentita la verdad que soy el mejor de la clase. Siempre me porto muy bien. Además, si me porto bien bien hay más besos y abrazos, y eso me gusta mucho. Quiero mucho a papá y mamá. Y sobre  todo huelen tan bien…

Qué suerte, siempre que venimos a la piscina está muy tranquila, casi no hay nenes, no hay ruido.

No tengo hambre, no tengo sueño, pañal limpio, tranquilidad. Así da gusto. ¡Ahí está Juan! Mamá ya me ha puesto el bañador; es uno de Spiderman que me hace más fuerte. ¿ Porqué me ponen esto en la cabeza? El gorro no me gusta.

No sé que ha dicho Juan pero ha puesto mi música favorita y hemos entrado en el agua,  hoy toca con  mamá. ¡Qué calentita! ¡Qué grande es la piscina! ¡Y cuántos juguetes! ¿Qué color era este?

Aún soy pequeño así que me cogen en brazos. Aquí en el agua si que vuelo, y todas esas pelotas de colores, ¡anda que bonitas!. Juan la tira y mamá y yo vamos a buscarlas. No sé que dice Juan, pero si cojo una pelota y la agarro muy fuerte o si no bebo agua y nado como un pez, todos los nenes y papás aplauden y se ponen muy contentos. ¡Qué emoción! ¿Jugamos más rato a recoger las pelotas de colores?

Ahora toca un juego que me gusta mucho. Jugamos a ser peces; es muy guay. A la de “ches”  que dice Juan, mamá me mete debajo del agua (yo ya no bebo agua) y después papá me saca y me tumba en su pecho. No me asusto porque el pecho de papá me relaja y suena como un tambor y así sé que no pasa nada. Papá me quiere mucho. No lloro. No lloro porque entonces no aplauden y se poden tristes. Y a mi gusta ver a papá y mamá alegres, besos y abrazos y Juan sonríe.

¡Jo, se acabó la música! Entonces seguro que ahora ya salimos del agua, me taparán  con una toalla gigante y me pondrán mi ropa favorita y un pañal seco. ¡Qué contento estoy en los brazos de papá!

 

Ya he cenado, y vuelvo a estar en mi cuna con mis estrellas, mi pijama suave, mi pañal seco y, por supuesto, Oso. Solo una cosa más: un beso de mamá y papá y… ¡buenas noches!

 

 

 

LEE EL EBOOK COMPLETO: http://www.bubok.es/libros/214569/Mi-bebe-flota-inicio-a-la-matronatacion

About the Author:

Leave a comment

 

A %d blogueros les gusta esto: